La Productividad Personal; Como optimizar el tiempo en la oficina

La Productividad Personal; Como optimizar el tiempo en la oficina

Para optimizar el tiempo en la oficina hay varias recomendaciones, aunque el primero y el más importante elemento para ser productivo es en algo que te encante hacer, pues lo disfrutarás y lejos de sacarle la vuelta, lo harás lo más rápido posible porque te gusta.

Recordemos que hoy en día se pierde demasiado tiempo, tenemos demasiadas interrupciones y además nos generamos muchas distracciones innecesarias con todas las aplicaciones sociales que manejamos diariamente.

En cualquiera de los dos casos, tanto si te agrada mucho o no lo que haces, las siguientes recomendaciones te serán de mucha utilidad.

  1. Antes de terminar tu día, determina cuales son las 3 ó 4 actividades clave que deberán ser concluidas al día siguiente. Actividades clave son las actividades más importantes o las que generan más valor a tu cliente, a tu compañía y a tu área de responsabilidad. Todo lo demás es secundario o menos importante. Si esto no lo llevas a cabo al día siguiente alguna consecuencia no deseada puede ocurrir y además te irás a casa con la sensación de que tu día no fue suficientemente productivo y en algunos casos con cierto sentimiento de culpa o frustración.
  2. Imagina si hay algo que pueda frenar dichas actividades, si fuera el caso son esas actividades las que deberás hacer primero. Imagina la secuencia para llevar a cabo dichas tareas.
  3. Agenda tus actividades en un cuaderno, en algún sistema electrónico o aplicación donde queden establecidas dichas tareas. No las revuelvas con actividades de menor importancia, si quieres agendar otras tareas escríbelas separadas de las más importantes para que no generes interrupciones y tu mente se distraiga innecesariamente. La idea es que no pases a actividades de menor valor hasta que las de mayor valor estén concluidas.
  4. No te desveles para que puedas descansar y enfocarte al día siguiente.
  5. Por la mañana al despertar, antes de cualquier otra actividad, antes del baño, o de revisar tu Facebook o tu mail, revisa la lista para que tu cerebro se enfoque en lo más importante del día. Mientras la repasas, imagínate terminado todas las tareas.
  6. Cuando llegues a tu trabajo, ve directo a iniciar las tareas más importantes, no te detengas en actividades sociales, en el cafecito, en la plática, no pierdas tiempo. Enfócate, la idea es que aproveches las mejores horas de tu mente, cuando está fresca para lograr una máxima concentración. Trabaja con un sentido de urgencia para hacerlo rápido pero no por rápido debe salir mal, simplemente al darle un sentido de urgencia, tu cerebro estará más enfocado y te sentirás más productivo.
  7. Empieza por la actividad que más te disguste, eso hará que elimines la piedra u obstáculo más grande en tu día.
  8. Si te cansas toma un descanso de 5 a 10 minutos, pero no te enfoques en relaciones sociales pues el tiempo se te puede ir sin darte cuenta, mejor úsalo para arreglar tu escritorio, para hacer algún tipo de estiramiento, hacer alguna llamada pendiente, o camina y relájate. Disciplínate a ese tiempo de descanso solamente.
  9. Si terminas las actividades prioritarias prosigue con las actividades secundarias, que exigen menos concentración tal vez y aunque estés cansado puedes hacer sin problema.
  10. Al cerrar el día de nuevo programa las actividades del día siguiente.

Disciplínate y aplica estas sugerencias, verás el resultado rápidamente.

Fuente: wplanters.com

Gloria Calcaneo

Web: http://www.cgyasc.com/