Práctica común de la Doble Nómina en las empresas

Práctica común de la Doble Nómina en las empresas

Existen algunas empresas que optan por llevar doble nómina, y, ¿cómo es esto?
Resulta que en algunas empresas, sin importar su tamaño, se llevan a cabo algunas prácticas que en teoría no deberían existir, como es en el caso del manejo y control de la nómina, que como se sabe ésta debiera ser solo una, sin embargo, se suele llevar o trabajar con una “nomina fiscal” y una “nomina administrativa”, y a pesar de que esto generalmente se mantiene o trata de mantenerse en secreto, solo en la administración, es muy común que todos los trabajadores la conozcan.

Motivos de la doble nómina en las empresas

Entre los principales motivos de llevar doble nómina en las empresas se encuentran las cargas fiscales y la falta de empleos formales.

Si ya desde hace años las empresas han tratado de buscar un sinfín de estrategias para disminuir sus responsabilidades en cuanto a la seguridad social, en la actualidad esto se presenta con mas frecuencia, con los constantes cambios y aumentos en los impuestos, límites a la deducibilidad en este tema, y todos los gastos inherentes a esto, las empresas o empleadores han tenido que limitarse cada vez más al momento de contratar personal.

En estos tiempos, las empresas ya solo ofrecen lo mínimo, que es con lo que generalmente registran a los trabajadores, es desde aquí, en donde surge la práctica de la doble nómina, ya que al registrarlos tanto para seguridad social como para efectos de ISR, se comienzan a tener obligaciones como las cuotas patronales, impuestos sobre la nómina, obligaciones laborales, etc., lo que conlleva a realizar erogaciones considerables las cuales regularmente se basan en el salario que perciben los trabajadores.

Debido a dichas erogaciones, para los empleadores, es mejor registrarlos con el salario mínimo para que los gastos por los conceptos mencionados sean menores, y cuando dichos trabajadores no perciben el salario mínimo como remuneración ordinaria, sino un poco más, la diferencia siempre se entrega en efectivo, es por eso que las empresas se ven en la necesidad de manejar una doble nómina, la fiscal, que es la que conoce la autoridad hacendaria y la administrativa, que es la que realmente se paga.

Ahora bien, del lado de los trabajadores, la mayoría de estos nunca dirá nada sobre el hecho de ganar más de un salario mínimo y estar registrados así, con el salario mínimo, a pesar de que esto les afectará al final de su vida laboral, ¿el motivo? La falta de empleo formal y seguridad social en el presente, tanto para él como para su familia, sin pensar, en la mayoría de veces, en el futuro.

Hoy en día un trabajador o una trabajadora prefieren trabajar así, antes de no llevar nada a sus hogares, aunque cabe mencionar que en el portal del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) se encuentra una “Guía” de como presentar una denuncia cuando se da el caso de estar registrado con un salario menor al que se percibe, pero para esto se debe tener la seguridad y la disponibilidad para comenzar y terminar un proceso de este tipo.

En muchos otros casos la doble nómina no solo conlleva pagar la diferencia en efectivo, sino que incluso la erogación se lleva hasta por varias razones sociales; es decir, mientras que por una razón social se puede llevar la carga “social” (generalmente la del IMSS), por otras se puede llevar la diferencia bajo otro esquema, como el de Honorarios Asimilados a Salarios, que no está obligada a pagar una carga social.

Fuente: contadorcontado.com

Gloria Calcaneo

Web: http://www.cgyasc.com/