Cierre de año contable

Cierre de año contable

Para cerrar el año se deben tomar en cuenta muchos conceptos, son varias las partes que componen el cierre anual en la contabilidad, y aunque cada contador o persona a cargo de este proceso tiene diferente criterio, lo cierto es que existen algunos conceptos importantes que siempre se deben de hacer:

Formular la balanza de comprobación con las cuentas abiertas del libro Mayor

  • Verificar por medio de dicha balanza, el correcto registro de las operaciones.
  • Conciliar los saldos entre la balanza y su respectiva cuenta de Mayor, para conocer las cuentas que se ajustaran.
  • Una vez realizados los ajustes necesarios, elaborar o generar una nueva balanza, para proceder a realizar los asientos o registros que determinaran ya sea la utilidad o la pérdida del ejercicio.

Otros conceptos a considerar.
No debemos olvidar, además de lo anterior, realizar una observación no solo en el sistema, sino también de forma documental y/o física, aún más a detalle de los puntos que se mencionan a continuación:

  • Revisar los movimientos relacionados a la depreciación de activos, sea cual sea su clasificación.
  • También verificar como se realizaron y aplicaron las diferentes provisiones, como la de clientes, o las que haya establecido la empresa.
  • Realizar conciliaciones de las cuentas bancarias, o en su caso verificarlas, así como las conciliaciones fiscales.
  • Revisar los movimientos relacionados con las amortizaciones.
  • Inventarios

Posterior a esto, realizar el asiento de cierre.
Y por último elaborar los estados financieros que se requieren principalmente, como es el Estado de situación financiera y el Estado de resultados.

Lo anterior, no significa que sea una guía al pie de la letra y general, ya que son muchas las tareas para el cierre anual, si bien esto podría parecer algo tan común, en la realidad, todo esto es de bastante ayuda para preparar dicho cierre anual, aunado a esto es de relevancia mencionar que es sustancial adherirnos a lo que indican las normas financieras, así como a las disposiciones fiscales, ya no solamente debemos apegarnos al tema contable, sino al financiero y sobre todo al fiscal, y esto como siempre se ha recomendado, para evitarnos problemas posteriores que generalmente llegan a modificar la estructura económica-financiera de la empresa, en forma negativa.

Fuente: contadorcontado.com

Gloria Calcaneo

Web: http://www.cgyasc.com/